Loading...

Medidas de seguridad establecidas debido a COVID-19.

En todas nuestras actividades se garantizará el cumplimiento de las máximas medidas de seguridad:

- los autobuses serán tratados con ozono y desinfectados regularmente antes y después de los servicios.
- El uso de mascarillas será obligatorio para que todos podáis disfrutar sin correr riesgos.
- Desde Happy Erasmus aconsejamos hacer todo tipo de gestiones on-line, tales como las reservas de las actividades, y evitar ir a la oficina para que sea más seguro para todos.

 

Un día de Naturaleza, senderismo por las montañas, puentes colgantes, lagos, pinturas rupestres… y una refrescante cerveza para terminar en el bonito pueblo de Chulilla, famoso por su entorno natural que vas a descubrir con muchos nuevos amigos!

CHULILLA Y LA RUTA DE LOS PUENTES COLGANTES

Disfruta de una jornada de senderimo por el bonito entorno de Chulilla.

Chulilla es una pequeña población que destaca por la belleza de sus parajes naturales, en los que podemos encontrar un impresionante cañón conocido como las Hoces de Chulilla, formado por paredes de hasta 160 metros de profundidad y 10 metros de anchura, aí como otros bellos paisajes como El Charco Azul, Los Calderones, Trascastillo.


No hay mejor forma de conocer todos estos paisajes que en una jornada de senderismo y un día de contacto con plena naturaleza. Una ruta sencilla de 15km en los que recorreremos diferentes miradores, una zona de pinturas rupestres, cruzaremos puentes colgantes y pasarelas sobre el agua, también remontaremos el río Turia por una magnífica senda hasta llegar al embalse de Loriguilla.

Durante el recorrido realizaremos varias paradas en las que puedes hidratarte y coger un poco de energía, así que no olvides traer tu agua y algo de comida.



Después de la ruta de podremos visitar el precioso casco antiguo del pueblo, donde se encuentran los monumentos más representativos, como el Castillo, declarado monumento Histótico Artístico, la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles, la ermita de Santa Bárbara, así como recorrer las calles estrechas con las típicas casas blancas de teja árabe emplazadas sobre una pronunciada pendiente.